Portada de mi libro

Portada de mi libro
Diseño Alfredo Viguer

Nuevo Libro

Nuevo Libro
Portada Alfredo Viguer

Accede a mi libro

Clicando en el enlace podrás descargarlo gratuitamente o bien comprarlo. Para latinoamérica también, aunque no para todos los paises. Gracias

Seguidores

viernes, 4 de abril de 2014

Concierto Gamma Ray en Barcelona




Para ir escuchando mientras leeis la crónica del concierto...muy personalizada....
                                                      



Pedazo concierto de los alemanes Gamma Ray en la sala Apolo de Barcelona. Día lluvioso y raro en la ciudad. Por primera vez en mi vida iba a ir a un concierto solo, caminaba cabizbajo con las manos en los bolsillos de mi chaqueta nueva, mojándome por el chispeo de la lluvia. Me dirigía al metro, un par de paradas y allí me esperaba el "Carrer Nou de la Rambla"  y una sala mítica, la Apolo, nueva para mi. Todas mis dudas al respecto sobre el recinto quedaron borradas cuando entré, una distribución genial y más tarde comprobé que la acústica es mucho más que aceptable, siempre y cuando al grupo que toca no se le vaya la "pinza" con los decibelios, cosa que no ocurrió.
Primero y antes que nada vuelta de rigor por el local para saborear el ambiente y empaparme de esa magia que tienen los conciertos, cosa que hizo que ya no me sintiera solo. Paradita de merchandaising bien situada, a un lateral al principio de la sala, bastantes cositas de los dos grupos, el precio era decente y asequible, pero en los tiempos en que estamos podían bajarlos un poquito más, cosa que haría que la gente no se "pillara" las cosas piratas de la calle, aunque compensa que la entrada no era "cara" para lo que corre ahora.
            Faltaba poco para que empezaran los italianos Rhapsody (of fire) y aún no estaba lleno, me fastidiaba ver aquello ya que tengo en gran consideración a ese grupo que en los noventa supo unir el heavy con la épica cineasta, con grandes himnos. Arrancaron puntuales en un escenario que se les quedaba pequeño pero supieron aprovechar ese espacio para deleitarnos, supieron escoger los temas para el poco tiempo que tienen los teloneros. Mi alegría fue ver desde el lateral donde me situé cerca del guarda ropa con cerveza en mano (4'50 euros medio litro.... pica un poco) que la sala se iba llenando. Fabio Lione estuvo en contacto con los presentes en todo momento, hablando en castellano, animando, haciéndonos cantar y corear, jugando con nuestras voces y con la suya. Por suerte Fabio no desafinaba y llegaba a todas las notas (mal recuerdo de otro concierto), he de reconocer que me emocioné con su canción en italiano Lamento Eroico, y gran momento cuando tocaron Dawn of victory. Alex Staropoli (teclado) y Roberto De Micheli (guitarra) nos ofrecieron unos duelos muy interesantes, buen guitarra nada que envidiar al gran Luca Turilli pero a los nostálgicos como yo lo encontramos a faltar. El quinteto lo cierran Oliver  y Alex Holzwarth, bajo y batería respectivamente.

            Presentaron un tema nuevo Dark Wings of Steel que Fabio nos presentó como "proyecto nuevo"... una de las cosas que se puede sacar del tema es en la guitarra, a mi parecer De Micheli deja su huella y su estilo, así se aleja de posibles comparaciones.            Acabaron con un clasicón, Emerald Sword que me hizo recordar porqué era mi banda favorita. Enloquecimos con la canción y fue el broche de oro a una actuación espléndida. En general no abusaron de los adornos orquestales lo que hizo que se apreciara más al grupo y la voz de Fabio. Muy buen concierto de los italianos que se despidieron como los grandes, etrelazados y saludando al público recibiendo la ovación que se merecen.
         
   Y se hizo la luz, como preludio de lo que se nos venía encima, nervios, agitación, viajes a la barra. El equipo de los Gamma Ray se movían por el escenario, quitando, poniendo, haciendo pruebas de sonido, un tipo cogió una guitarra y la probó, pedazo de solo se "calzó", lo despedimos con unos aplausos más que merecidos. Todo preparado. Oscuridad. Entonces ocurrió, lo que todos los presentes estábamos esperando, deseando...las notas de Welcome y la locura se apropió de nosotros, un éxtasis de heavy nos envolvió, a mi me hizo retroceder más de veinte años cuando por primera vez escuché la intro y en mi corazón musical tatué el nombre de los alemanes por siempre. Enlazaron con Avalon tema que abre su nuevo CD, quizás no es un tema para abrir un concierto ya que empieza muy tranquilita pero hay que reconocer que es una grandísima canción, que poco a poco te va metiendo en lo que será un conciertazo de heavy metal. Se atrevió el sr Hansen a cantar Heaven can wait, muy listo, sabe que es complicada y la toca la segunda con la voz calentita pero no desgastada aun por el esfuerzo. Los Gamma Ray nunca me dejan de sorprender, Kai que es uno de los mejores guitarras y compositores de heavy metal de las últimas tres décadas, estaba pletórico de voz y energía, interactuando con nosotros, haciéndonos participar, comunicándose, demostrando un buen feeling con los suyos no como banda sino como amigos.
Siguió el recital con Hellbent, otro temazo nuevo, cañero, puro y duro...para no dejarnos respirar y acompañarlo en los coros, la gente cantaba pero claro llegó Tribute to the Past y los incondicionales estallamos duplicando nuestras fuerzas para alabar un tema clásico del Insanity and genius, para mi uno de los mejores trabajos de los alemanes. Obviamente Kai no intentó alcanzar el registro de Ralf Scheepers pero defendió bien el tema. Cuando parecía que habíamos llegado al máximo de nuestras fuerzas para defender lo que nos ofrecían, arrancaron con I want out, tema mítico de los Helloween dificil para su registro pero...y que???? la ha de tocar y compartir con nosotros sus fans...simplemente acojonante...les reconocimos su merito coreando "happy happy gamma ray"...y lo que me encantó...la cara emocionada de Kai al oirlo (si, estaba cerca como para apreciarlo jejeje).
             Henjo musicazo como pocos, repartía vasitos de agua a quien se acercaba y le alargaba la mano, brindaba, saludaba...con Kai se divertían y nos hacían partícipes...se "pegaban" sus solos y sus "piques" de una manera natural y soberbia, con Dirk...bueno son amigos desde hace mogollón se nota, le da ese protagonismo que se merece, en medio de la canción al igual que en el video original Dirk empuja a Kai, este se gira sorprendido se ríe deja de tocar y cantar para señalarlo, sigue con el tema, que no pare la diversión!
            De vuelta a su nuevo trabajo, Pale Rider y Time for deliverance, no tienen desperdicio, la primera más radical con la voz de Kai llevada al extremo con un estribillo que se deja acompañar. La segunda una medio tempo, semi himno, no se si será de las imprescindibles en sus futuros directos pero a mi personalmente me apetece que si. Tiene ese ímpetu que te hace coger aire para cantar y bailar suavemente alzando los brazos con un mechero y porque no abrazarte a la persona que tienes al lado (en mi caso ayer no pude, tenía novio y era muy grande, y al otro lado era un tipo muy feo jajaja). Después de relajarnos un poquito con este tema llega el solo de Michael Ehré (ex-Metalium), el batería, el nuevo, el novato....en tiempo porque parece que lleve toda la vida con la banda, arropado por los veteranos...genial, un solo brutal, para nada se hizo pesado, en algunos momentos daba pie para menear el cuerpo, hizo jugar a la gente, nos dejamos las cuerdas vocales a su petición de "más, más"...con un final sorprendente, de repente suenan unas notas a piano, nada más y nada menos que una obra compuesta por Scott Joplin en el año 1902 bajo el título The Entertainer y que forma parte de la banda sonora de la película El Golpe, ni corto ni perezoso mezcla su solo de batería con esta joyita musical, genial.....Le siguió lo que parecía un solo de Dirk pero se quedó en unas pocas notas, se acercó al micro y nos anunció el siguiente tema Blood Religion, se recrearon con este tema del álbum Majestic y nos hizo participar, cantamos el estribillo, jugando con la sala, de izquierda a derecha y viceversa. Una vez más somos parte del show.
            Damos paso a su Master of Confusion (single promocional), le sigue el tema que da nombre a su nuevo trabajo Empire of the undead, muy buenas canciones que dan fuerza y continuidad al estilo de los germanos.

            Repasando los clásicos hizo un guiño a su obra maestra Land of the free con tres temas seguidos y casi enlazados, que nos dejaron extasiados, con Land of the free yo creo que se alcanzó el punto de inflexión entre el pasado y el futuro, cambio de formación, Kai toma las riendas de la voz, Dirk deja la guitarra para ocuparse del bajo, las nuevas incorporaciones no solo son sustitutos sino que tienen un peso en la banda, la influyen, una apuesta arriesgada que resultó una reafirmación como banda de heavy metal europeo y mundial. Los temas escogidos Rebellion in Dreamland, Land of the Free y Man on a Mission increibles, la apoteosis se apoderó de la sala Apolo.
            Entonces dicen que se van, "gracias Barcelona"...mentira, lo saben y lo sabemos, queda algo todavía. Pero les damos respiro. Coreamos el nombre del grupo, se gritan oeess oooeeeessss, se aplaude, se silva....y de nuevo el extasis cuando el cuarteto toma posiciones y como si de una batalla se tratara se aferran a sus instrumentos para atacarnos con, To the Metal, no sin antes preguntarnos que música nos gusta, pregunta el Rap, el tecno....no no noooooo!!! se ríe, hace participar al grupo de forma natural, se están divirtiendo y nos lo hacen pasar bien...flamenco? nooooo "flamenco is good", imagino que tiene en mente a gran Paco de Lucia, pop? dance? y al fin lo suelta: heavy fucking metal!!???? y nos volvemos locos una vez más, cuando suenan las notas de ese himno a la música que nos encanta, Hail, to the metal!!! hail heavy metal!!! Y para cerrar? pues nada más y nada menos que Send me a sign de un brutal álbum llamado PowerPlant camiseta que yo lucía ayer de la gira que hicieron por allá a finales del milenio. Que buscan? que señal quieren?, los que allí estábamos lo teníamos claro, la nuestra, nuestros aplausos y gritos de admiración por lo que vienen haciendo desde hace tantos años.
          
  En resumen con su nuevo trabajo han demostrado que pueden seguir muchos años más, con pinceladas nuevas pero manteniéndose fieles a su estilo, manteniendo a los viejos fans pero teniendo hornadas nuevas de chavales que les apasiona el metal, quién sabe quizás de aquí pocos años me acompañe mi hija que ayer antes de salir de casa me cantaba ese estribillo que dice "gamma ray gamma ray gamma gamma ray"(Insanity and genius). Un concierto de 11 sobre 10 sin duda alguna, se nota que Gamma Ray vive para y por los escenarios, se divierten sobre ellos y nos hacen participar, es lo mágico y grande que tienen los conciertos si la banda pone la chispa. En continuo contacto con los fans para que nos sintamos parte del show. Ayer al final no estuve solo, éramos varios cientos de personas que nos unía algo, ese algo es tan grande como la música y la pasión que sentimos por ella, y gracias a bandas como Rhapsody of fire y Gamma Ray hacen posible que la magia jamás muera. Así pues Hail to the Metal...forever!!! gracias Kai, gracias Gamma Ray....




Juanjo Sotoca
Barcelona, 3 de abril sala Apolo




           









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada