Portada de mi libro

Portada de mi libro
Diseño Alfredo Viguer

Nuevo Libro

Nuevo Libro
Portada Alfredo Viguer

Accede a mi libro

Clicando en el enlace podrás descargarlo gratuitamente o bien comprarlo. Para latinoamérica también, aunque no para todos los paises. Gracias

Seguidores

miércoles, 15 de abril de 2015

Brindo por...



Brindo por los caminos pasados que jamás volverán a ser pisados por mis pies
Brindo por las almas olvidadas en los cementerios de mi imaginación
Brindo por las lágrimas de lava roja que brotaron alguna vez de los ríos más fríos de mi existencia
Brindo por la música que nadie oye porque carece de presencia mortal
Brindo por las espadas que sirven a las dulces Ginebras de algunos pobres desdichados que son decapitados por ello
Brindo por aquellas plumas que tiñen de rojo las hojas blancas de la desesperación
Brindo por los anhelos de los poetas muertos y enterrados con sus versos no escritos pero si soñados
Brindo por los amaneceres oscuros, por las lunas rojas y por los cielos turquesa que dan paso a los mares encabritados
Brindo por las almas que un día existieron y pasaron sin más porque un pobre poeta dejó de escribir
Brindo por las brisas que son como susurros para los amantes que desaparecen con el sol
Brindo por los susurros de los amantes que son como brisas en una tormenta que jamás existió y se los tragó
Brindo por aquellas canciones que hacen que los oídos vean la poesía y los ojos escuchen la melodía
Brindo por los parpados que se cierran para que pueda soñarte
Brindo por el espacio y el tiempo en el que no existo porque es cuando soy más real
Brindo por las tempestades que nacen en mi alma para ser depositadas en la nieve blanca que tanto temor le tenemos los trovadores
Brindo por las cruces que representan mi castigo y mi resurrección, aquellas que me hacen apretar los puños y sangrar por mis manos

Dejo el cáliz sobre la mesa exhausto de tanto brindis, borracho en mis palabras derramo la ultima gota de mis ojos sin poder decir el porqué. La canción que se repite en mi cabeza no deja que pare de escribir, la sensación es tan intensa que puedo soñar despierto y vivir en la oscuridad del sueño porque en él hay más luz que nunca. Sabiendo que no se repetirá más. El ritmo martillea mi ser, mi mano sigue ese ritmo. Brindo una vez más por ello. Debajo del cielo rojo, rojo de sangre, si, una vez más mi sangre, como antaño, como en tiempos pasados de luz negra en donde residía mi alma. La siento, la veo, la energía en mi interior y mis dedos marchan a su compás. 
Cuando el tren se detenga, bajaré y te marcharás. Las estaciones no tienen sentido sin una despedida, no la hubo ni la habrá. Ni tan siquiera tuvimos la oportunidad de crear una estación..."que hacemos aquí?" me susurró un día una joven Hada de bellos colores y alas transparentes.... no hay respuestas para unas preguntas que no existieron. Y si las hay, dolerán sus respuestas. Cuando el silencio se apodera de un bosque, los árboles dejan de hacer ruido al caer, si uno mismo no se pone del lado del ruido, este no existe. Y los gritos se desvanecen sin ser oídos, los párpados pesan y dejan paso a la oscuridad, esa tan querida por los jóvenes poetas o al menos eso decía un viejo escritor de poemas y relatos junto a su cáliz lleno de brindis
 
Ya lo vislumbro, allí está, empieza el reguero de granitos de arena....poco a poco....un mar de dunas secas, cálidas, el desierto renace. Allí dejé unos pasos, debería irlos a buscar, porque creo que mis pies encajarían a la perfección en esas huellas de otros tiempos pasados ni mejores ni peores simplemente muertos




Código: 1504193884915
Fecha 19-abr-2015 22:51 UTC
Licencia: Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario